Felicidad plena

La felicidad plena está en tus manos

La felicidad plena es el anhelo de muchas personas, la mayoría la busca en espiritualidad,  en las riquezas, en las causas sociales, en el desarrollo profesional o en el amor.

Socialmente, casi todas las vías que apuntan a que la felicidad plena tiene que ver con factores externos. El sistema en el que vivimos se sostiene más de apariencias que en la esencia misma de las cosas.

Eso provoca un gran un gran abismo de decepciones y fracasos en busca de la felicidad plena. Pues, aunque los logros de la vida generan satisfacciones y un importante sentimiento de realización, eso no perdura si internamente no hay plenitud.

¿Qué es la felicidad?

Según la Real Academia Española (RAE), la felicidad es un estado de grata satisfacción espiritual y física.

Este concepto, destaca dos elementos sumamente importante en el ser, pues lo espiritual y lo físico corresponden a la realidad palpable que nos rodea, y de la cual, hemos desarrollado un pensamiento interno que gobierna toda nuestra manera de actuar y conducirnos.

Por eso, al referirnos a ella, no hablamos de un titulo, o del suvenir de una caja de cereal. No tiene que ver con algo que ganamos obteniendo algo, o alcanzando algún objetivo deseado.

La felicidad es, básicamente, la opinión que desarrollamos de cada experiencia vivida, de nuestros entorno, y de nosotros mismos. Esta estructura de pensamiento, se gesta fundamentalmente en la introspectiva, no en los eventos que surjan en lo externos.

Por eso, cuando una persona es realmente feliz, disfruta de la vida sin complejos ni miedo a fracasar. Tampoco son adictos a las aprobaciones ni a la adulación, pues están muy claros de su potencial y sus talentos. Eso los hace más efectivos en las relaciones interpersonales y en desarrollo de su proyecto de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *