Qué es la desmotivación y cómo vencerla

Dr Michael Meir - Psicoterapeuta, Licenciado en consejería de Salud Mental del estado de New York

Planificaste todo, estructuraste un buen plan, tuviste gran comienzo, ahora las cosas han marchado tan bien y hoy enfrentas la desmotivación y no sabes qué hacer.

La desmotivación es un fenómeno que afecta al mundo entero, es como un virus que atenta contra el desarrollo de cualquier emprendimiento, plan o ruta de acción o meta trazada. Realmente es un peligroso huésped interno que muchas veces no sabemos cómo controlarlo.

La verdad, es que todo nos podemos llegar a sentir desmotivados es cualquier momento de la vida. Lo importante es despertar rápido de ese estado y no permitir que nos arrope.

¿Qué es realmente la desmotivación?

Según la RAE, la desmotivación es la falta o pérdida de motivación. Por su parte, la psicología también la define como la falta de buenas razones para guiar nuestro comportamiento, es la pérdida del entusiasmo, la disposición y la energía para llevar a cabo determinadas actividades. Es un sentimiento de desesperanza y pesimismo que surge cuando nos enfrentamos a determinados obstáculos.

La desmotivación puede manifestarse en cualquier momento o circunstancia de la vida. Hay episodios de la vida en el que estar desanimado puede ser algo momentáneo y normal, en otros casos, puede llegar a convertir incluso en la desconexión total del objetivo.

A pesar de que la desmotivación es fenómeno universal, poder manejarlo de manera correcta es muy importante.

¿Cómo puedo vencer la desmotivación?

No existe una fórmula mágica; pero si hay consideraciones que deben tenerse para poder evitar extender un momento de desánimo. Por ello, te comparto algunos elementos que debes tener presente para hacer frente a esta situación emocional.

  • Enfócate

Una de los primeros síntomas de la desmotivación es el desenfoque. Comenzamos a ver los tonos grises y negros de la vida, nos distraemos muy fácil y el lenguaje cambia.

Por ello, sin importar como te sientas, concéntrate. Vuelve a tomar la agenda, replantea algunas metas si es necesario y conéctate con aquellas cosas que te emocionaban al principio.

  • Sé flexible

Muchas veces pensamos que, por equivocarnos en una ocasión, todo va salir mal. Pues déjanos decirte que no es así. Eres humano, por lo que debes darte la oportunidad de errar.

Recuerda que para poder aprender hay que equivocarse. Los errores son lecciones disfrazadas, así que debes verlas con objetividad, aprender la lección y seguir.

  • Conéctate  

En tiempos de desmotivación es muy importante conectarse con aquello que te llevo a emocionarte. No importante cual sea el área de tu vida, ubica el lugar, el acto, o la información que te hace recobrar la pasión.

  • Busca ayuda

No es bueno pensar que siempre seremos capaces que lidiar con todos nuestros gigantes internos. Muchas veces estamos perdiendo la batalla y por orgullo insistimos en seguir peleando solos. En momentos así, es buenos ubicar una amigo, mentor o guía, expresar nuestra situación y dejarse ayudar.

  • Aprende a motivarte

 Es importante comprender que no siempre tendremos a alguien que nos motive, o algún elemento externo que nos haga sentir bien. Por ello, debemos aprender a motivarnos, descubrir aquellas cosas que nos hacen sucumbir ante el desánimo y trabajar para mantener una salud emocional sana.

Conclusión

Me encantaría conocer tu opinión sobre este artículo, cuéntame cómo has vencido la desmotivación y cuales es la manera de motivarte. ,ZY�

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.