Pensamiento positivo: Atraes con tu mente

Dr Michael Meir - Psicoterapeuta, Licenciado en consejería de Salud Mental del estado de New York

El pensamiento positivo es fundamental para mantener en buen estado las condiciones físicas, pero, sobre todo, las mentales.

Todos los seres humanos experimentamos a lo largo de la vida distintas circunstancias, que van desde unas buenas hasta otras no tanto, pero la clave de esto está en cómo se perciban las cosas, es decir, como las adoptamos y enfrentamos. Esto tiene que ver con el pensamiento positivo que se tenga para hacer frente a todo y cómo lo cultivamos. De toda situación se puede sacar algo positivo, y sino, al menos se puede llevar con la mejor actitud posible; esto parecería imposible ante situaciones muy complejas, y si bien es difícil, no es imposible.

¿Qué es un pensamiento positivo?

El pensamiento positivo tiene que ver con la forma en la que percibimos las cosas y hasta a las personas, inclusive, la percepción ante las adversidades y los problemas. Generalmente, una persona con pensamiento positivo logra perspectivas optimistas, alegres y, sobre todo, enriquecedoras para su vida y bienestar. Lograr esto es importante, porque también ayuda a evitar la ansiedad, estrés, preocupación, entre otros estados negativos.

Diferencia entre el pensamiento positivo y el negativo

Sin importar lo que suceda, un pensamiento positivo nos lleva a afrontar con entereza cualquier circunstancia e ir superándola, así sea un poco lento, pero se logra, asimismo, ayuda a traer todas las cosas que se desean, mientras que pensar en negativo produce estancamiento, falta de decisiones asertivas, malas emociones y sentimientos, puras lamentaciones y hasta malos procederes.

¿Cómo cultivar el pensamiento positivo?

Lograr mantener pensamientos y actitudes positivos, puede sonar muy difícil y hasta utópico cuando se trata de situaciones severas, como la pérdida de un familiar, una ruptura sentimental o cualquier otro tipo de problema, pero cuando se trabaja contantemente en la positividad, es más sencillo afrontarlas y superarlas de la mejor manera.

  • Di las cosas por las cuales estás agradecida
  • Realiza un voluntariado
  • Ten autocompasión
  • Ríete frecuentemente
  • Medita
  • Haz actividad física
  • Duerme bien y completo
  • Sé consciente de tus pensamientos negativos
  • No te compares
  • Ten diálogos internos positivos

Esto no se trata de ser idealista, fantasioso ni nada por el estilo; se puede ser positivo y optimista aun siendo realista y estando consciente de las situaciones. No estamos exentos de sentirnos mal o de que hechos no agradables nos sucedan, pero si podemos controlar la actitud ante ello.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.