empatía

La empatía y sus 5 virtudes más importantes

Mucho se puede decir de la empatía, pero una de sus más grandes virtudes es el efecto positivo que tiene en el entorno que nos rodea.

La empatía nos permite conectarnos con lo que otros sienten o piensan, es una extraordinaria manera de relacionarnos con las otras personas, y establecer alianzas constructivas y enriquecedoras. 

La capacidad de ser empático es, además, una habilidad social sumamente relevante en nuestras relaciones familiares, escolares y profesionales. A continuación, algunos aspectos más importantes de esta virtud:

Comprensivos

Las personas empáticas suelen ser muy solidarios con las causas ajenas. No ligero al juzgar, y trata siempre de colocarse en los zapatos de la otra persona. Por lo general, son de esas amistades que suman y potencian a su entorno.

Atentos  

Debido a tienen la cualidad de ser comprensivas, tienden a escuchar a los demás cuando lo necesitan. Las personas empáticas siempre estás dispuestas a escuchar al otro y son muy buenas conversadoras. Por eso, cuando alguien está enojado o triste es importante darle la oportunidad para expresar el porqué.

Solidarios

Tienen una elevada sensibilidad hacia los demás. Suelen solidarizarse con lo que sienten o padecen las otras personas. Por eso, la empatía tiene mucho que ver con la solidaridad, con las ganas de ayudar al otro, especialmente cuando pasa por una situación de necesidad. Un ejemplo de esto es ayudar a un amigo que está pasando por un momento difícil.

Respetuosos

Conocen y entienden muy bien que en la vida y en las relaciones hay límites que no deben cruzarse. Respetan el sentimiento, la conducta, decisiones y la manera de en cada quien afronta la vida.

La empatía es una virtud trascendental, pues todo lo que hacemos en esta vida tiene un efecto en la posteridad. Todo el que obra bien, cosecha para sí amor, felicidad y apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *