liderazgo

Delegar y facultar en el liderazgo

La característica principal del liderazgo es dirigir a un equipo de trabajo. Por ello , es importante desarrollar la capacidad de delegar y facultar

No se pueden lograr grandes resultados si el líder no consigue identificar el potencial de su equipo de trabajo, y la única forma de lograrlo, es asignando funciones que exhiban las capacidades, talentos, y conocimientos colectivos.

Uno de los ejercicios más eficientes para potenciar el talento del equipo de trabajo consiste en delegar y facultar. Ambas acciones permiten medir resultados y establecer objetivos determinados.

Delegar

Según la Real Academia Española. Delegar es el dicho de una persona, autorizar (a otra) para que haga algo en su lugar. Otras definiciones establecen que, delegar es dar a una persona poder para que la represente y lo ejerza en su nombre.

Básicamente, delegar tiene que ver con realizar una asignación establecida por una persona en su nombre y bajo sus créditos. Es importante destacar que en esta acción no hay autonomía, solo el cumplimiento de la tarea o función ordenada.

Delegar es importante dentro cualquier organización o equipo de trabajo, es un tabulador de competencia y compromiso. Además de conectar al equipo con la visión, estimula el alcance de resultados y la eficiencia.

Facultar

Es dar autoridad, poder o derecho a alguien para hacer algo. En esta acción la persona puede ejercer una gestión propia con el fin de cumplir la tarea o requerimiento asignado.

Cuando se faculta no se marcan directrices, solo se fija una meta. Esta acción da espacio a la creatividad y el talento de la persona. Esto permite que pueda desarrollarse con pleno criterio y uso de sus conocimientos.

Es importante para toda organización aplicar ambas acciones, pues desarrollan potencialmente el talento y la capacidad del equipo de trabajo. Además, abre una brecha importante en el desarrollo colectivo y las mejoras del servicio.

Tanto facultar como delegar forman parte del ejercicio del liderazgo, a través de ellas, se puede medir la capacidad del capital humano y expone las habilidades de cada persona que compone el equipo de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *