ética y moral

¿Cuál es la relación y diferencia entre la ética y la moral?

Generalmente se tiende a tener confusión sobre si la moral y la ética significan lo mismo, pero son valores diferentes y ambos importantes.

Como seres humanos individuales y a la vez pertenecientes a un mismo colectivo, nos regimos por ciertos valores que determinan el actuar y pensar con respecto a todo, tanto lo interno, es decir, lo que deviene de sí mismos, como lo que ocurre en el entorno, tal es el caso de la moral y la ética; estas no significan lo mismo y, por tanto, no se aplican del mismo modo.

Diferencias entre la moral y la ética

Cuando hablamos de moral nos referimos a todos aquellos estándares por los cuales la sociedad se rige, básicamente son principios que están muy vinculados a lo que es la cultura. Por su parte, la ética es más un valor personal sobre la percepción que se tiene en cuanto a lo moral, es como el análisis o reflexión de cada persona sobre las normas compartidas. La ética nos permite definir una línea para nuestra propia conducta, también discernir sobre lo que consideramos que está bien o mal.

¿Cómo se sostiene o sé es flexible con la moral y la ética?

Al ser la moral determinada por los propios individuos pertenecientes a ese colectivo o por instituciones o grupos, esta puede mantenerse y ser consistente, sin embargo, varía de acuerdo a las regiones y épocas; lo que pudo no haber sido correcto décadas atrás, puede que ahora si lo sea. Por otro lado, con la ética también sé es flexible en función de la evolución de cada quien, a medida que se obtienen más vivencias, se pueden modificar las percepciones con respecto a los valores.

¿Debemos ser morales y éticos?

La verdad es que si, ser personas con una buena moral nos permite unirnos como sociedad, no ocasionar caos ni desequilibrios entre unos y otros, además, dice mucho de cada uno como ciudadano y promueve la buena convivencia. Y ¿por qué ser éticos? Porque aun cuando formamos parte de un todo, tenemos ideologías y puntos de vista distintos, tenemos la capacidad de discernir, y precisamente es para usarla y construir también pensares individuales.

Encuentro entre ambos valores

La diferencia más grande entre ellos es que una representa un todo y el otro lo individual, y lo que sucede aquí es que hay mantener un equilibrio entre ambos, uno no debe transgredir al otro. Es importante comprender que no podemos pasar con nuestra ética por encima de los otros, aun cuando se tenga un pensar diferente, hay que ser tolerantes y respetuosos ante el entorno y viceversa, que la moral no sesgue la capacidad de razonamiento individual, no la limite ni retraiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *