Cómo pedir perdón…

Perdón si te hice daño. ¿Me perdonas por todo lo que he hecho este año?Generalmente pedimos perdón o disculpas apresuradamente y no de una manera sincera, como solicitudes automáticas obligatorias de perdón vago.

Se supone que debemos hacer un trabajo interno esencial que requiere que examinemos nuestras acciones y cuando encontremos casos específicos en los que lastimamos a alguien, le pedimos perdón con una disculpa significativa y sincera.

Hacer disculpas vagas, decir que lo sentimos sin especificar lo que hemos hecho socava la sinceridad de nuestra solicitud de perdón.

Nuestras disculpas deben ser individuales y abordar una observación o acción hiriente específica.

Es importante tomar en cuenta lo que debemos o no hacer a la hora de pedir perdón, para que el mensaje llegue de una manera efectiva.

Lo que NO debemos hacer al pedir perdón:

Mencionar lo que la otra persona ha hecho mal o que no nos gusto.
Evitar una conversación difícil con una disculpa rápida.
Estar a la defensiva mientras te disculpas.
Buscar ser entendido sin entender.
Queremos que se nos pida perdón antes de perdonar.

Lo que SI debemos hacer al pedir perdón:

Aceptar la responsabilidad de nuestras acciones o errores
Dar el primer paso , tener el coraje de hacerlo.
Solo centrarnos en nuestras acciones
Escuchar realmente prestando 100% de atención sin interrumpir.
La total intención y claridad de pedirlo.

SUGERENCIAS:

Hacer una lista de personas cercanas, familia, amigos y colaboradores a los que sentimos que debemos aclarar alguna situación o explícitamente pedir perdón.

  1. Elija uno de esa lista y antes de proceder escriba lo que dirá, léalo varias veces y si es necesario corrijan para estar seguro que sigue las reglas. Entonces estará listo para proceder a hacerlo personalmente.
  2. Puede intentarlo primeramente por carta o por e-mail y ver la respuesta para poder corregir su forma.
  3. No espere que le contesten en la misma nueva forma que usted acaba de aprender.

Le aseguro que tendrá muchas sorpresas y muy buenas.
Gracias

Dr. Michael Meir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *