Como manejar las emociones en la vida cotidiana

Dr Michael Meir - Psicoterapeuta, Licenciado en consejería de Salud Mental del estado de New York

Las emociones suelen ser una montaña rusa, constantemente están cambiando y afectando las decisiones que tomamos en la vida cotidiana.

La vida está llena de situaciones difíciles que muchas veces no podemos controlar, y que pueden afectarnos negativamente si no sabemos cómo manejarlas. Para ello es necesario que aprendamos a desarrollar nuestra inteligencia emocional, entendiendo cómo regular la respuesta de nuestras emociones ante el mundo exterior.

Tipos de emociones

No se puede tener un equilibrio emocional en la vida cotidiana si no conocemos como funcionan y cuáles son sus distintas expresiones. Por ejemplo, nuestras emociones complejas son la mezcla de tan solo cuatro emociones básicas o primarias: gusto, enojo, tristeza y miedo.

Estas emociones primarias son las que nos avisan que alguna de nuestras necesidades básicas no está siendo satisfechas. Por ejemplo, el dolor o malestar emocional nos avisa que debemos atender nuestras necesidades psicológicas para evitar dañar nuestro ánimo.

La ira, el odio, la envidia y los celos, entre otros, limitan nuestra habilidad para ver el mundo como un lugar positivo en dónde vivir. Por su parte, las la alegría, el amor, la paz y la felicidad nos dan fortaleza reafirmando lo que es correcto; lo bueno.

Inteligencia emocional

Para poder tener un balance y lograr un equilibrio, es necesario desarrollar inteligencia emocional para poder entender cómo pueden afectar nuestros pensamientos y mantener el control sobre ellos.

Esta inteligencia implica la habilidad para percibir y valorar con exactitud la emoción; la habilidad para acceder y/o generar sentimientos cuando éstos facilitan el pensamiento; la destreza para comprender la emoción y regular las emociones que promueven el crecimiento emocional e intelectual.

Definitivamente, reconocer nuestras emociones y las emociones de los demás, es una cualidad muy importante en en diario vivir. Por ello, el equilibrio que se obtiene a través del desarrollo de esta inteligencia tiene efectos muy positivos.

¿Cómo puedo manejar mis emociones?

Lo primero que hay que comprender para poder mantener un balance emocional, es respetarse así mismo, respetar a los demás y respetar todo tu entorno. La estabilidad emocional no se logra con acciones egoístas, se necesita respeto en todos los aspectos de la vida.

Existen tres pasos para mantener estabilidad emocional:

  • Estar consiente: Debes aceptar que eres un ser emocional y que tu cuerpo es parte clave en el manejo de las mismas. Es importante reconocer que cada situación genera una sensación particular especifica que debes gobernar.
  • Aceptar lo que sucede: Este paso es mucho más difícil de lo que aparenta, ya que, en vez de aceptar alguna situación, muchas personas niegan, fingen o disfrazan el sentimiento. Es necesario comprender que no estamos exentos de tener algún sentimiento.
  • Comunicarse: Cuando se tratan de expresar las emociones, esta comunicación puede ser verbal o no verbal. Todos los sentimientos tienen una energía que le da vida a las emociones.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.